Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

La Escuela Carmen Vera Arenas cuenta con silla de ruedas de traslado

Se trata de una partida de 20 sillas que donó la organización CILSA a la UNCuyo. Permite garantizar la accesibilidad en los ingresos a las distintas dependencias, cumpliendo así con las normativas vigentes.

05 de abril de 2022, 11:21.

La Escuela Carmen Vera Arenas cuenta con silla de ruedas de traslado

La vicedirectora Alejandra Olguín retiró la silla para la escuela Carmen Vera Arenas. Ampliar imagen


Veinte sillas de ruedas de traslado recibió la comunidad de la UNCUYO de parte de la ONG CILSA. Este mobiliario tiene como destino las Facultades, las escuelas secundarias y la primaria Carmen Vera Arenas, y el Rectorado. Es una iniciativa que gestionó el Área de Inclusión de Personas con Discapacidad, para dar cumplimiento a las normativas vigentes que establecen que todos los organismos estatales deben contar con accesibilidad en los ingresos.    

La entrega se hizo en la explanada del Rectorado y reunió a autoridades universitarias y referentes de Inclusión, de la ONG y de Gobierno, entre ellos, Juan Carlos González, Defensor de los Derechos de las Personas con Discapacidad; y Alejandra Marty, asesora técnica del Consejo Provincial de la Persona con Discapacidad -espacio que integran la Universidad y CILSA-.  

La encargada de poner en contexto y dar detalles de la donación fue Alicia Reparaz, coordinadora del Área de Inclusión, quien enfatizó que le permitieron "pedir las que fueran necesarias". Además, señaló que el mobiliario servirá para desplazarse dentro de cada unidad académica y también por los senderos que conectan estas dependencias. “Este es nuestro inicio de trabajar juntos con CILSA. Muchas gracias en nombre de todos los usuarios de estas sillas de ruedas”, subrayó la coordinadora.

A su turno, el vicerrector de la UNCUYOJorge Barón, puso de relieve la oportunidad de un vínculo efectivo y activo con una ONG que se dedica a la ayuda social desde una visión altruista. “Entendemos desde la Universidad, que la verdadera inclusión se hace con acciones concretas, por eso sólo tengo palabras de agradecimiento y de sentirnos felices de concretar estas cosas” dijo. 

Mencionó lo importante que es contar con estas sillas “cuando hacen falta”, aunque aclaró que esperan tener que usarlas “lo menos posible”. “Si no las tenemos, vamos a estar en una situación de injusticia, de no garantizar los derechos de las personas que deberían poder ejercerlos. Tenemos que tener la estructura para responder y, en ese sentido, esta asociatividad con una ONG como CILSA, para nosotros es una joyita”, concluyó el vicerrector. 

"Para mí es un placer poder estar acá, no haciendo asistencia, sino promocionando el derecho a la accesibilidad, que nos parece fundamental", indicó, por su parte, Gabriela Mayné, coordinadora regional de Programas Sociales de CILSA, organización que está pronta a cumplir 56 años trabajando en pos de la inclusión. "La idea fue llegar a cada una de las Unidades Académicas. Queremos ir generando estos lazos en los distintos espacios públicos y con estas alianzas podemos hacer que la persona con discapacidad, o quien lo necesita, realmente sea tenido en cuenta".

 

El derecho a la accesibilidad 

Se hizo una entrega simbólica de las 20 sillas de rueda de traslado. En representación de todas las Facultades, recibió la decana de Educación, Ana Sisti, y por los colegios secundarios, lo hizo la directora del Departamento de Aplicación Docente (DAD), Nora Marlia. Mientras que por la primaria Vera Arenas, recibió su vicedirectora Alejandra Olguín, y por el Rectorado, el vicerrector Barón. Fue precisamente el encargado de cerrar el acto al entregarle a la representante de CILSA una nota de agradecimiento y, como obsequio, una litografía de la artista María Inés Zaragoza, profesora de Artes Plásticas de la UNCUYO.  

 


Etiquetas:
silla de ruedas de traslado uncuyo educación ecva accesibilidad cilsa