La Escuela

La Escuela Carmen Vera Arenas fue creada en 1959 como Escuela Primaria y Jardín de Infantes, dependiente de la Escuela del Magisterio, en ese momento destinada a la formación de maestros normales en el nivel medio. Su  fundación responde a la visión pedagógica de la Dra. Carmen Vera Arenas de Sanjuán, entonces directora de la Escuela del Magisterio, por entender, según sus palabras, que:

Es “[…] imprescindible una escuela primaria de carácter experimental, entendiendo que su fin preciso es, en este caso, ilustrar a los estudiantes del magisterio sobre métodos docentes". No nació como una escuela de aplicación al estilo de las viejas escuelas normales, ya que no está destinada a las prácticas de la enseñanza de los futuros maestros normales sino a “la elaboración de nuevas experiencias educativas".

En 1986, el Consejo Superior de la Universidad Nacional de Cuyo otorga autonomía al nivel terciario, confiriéndole el carácter de Unidad Académica de la UNCuyo, bajo el nombre de Escuela Superior de Formación de Docentes (destinada a la formación de docentes para el nivel primario). De ella depende el Departamento de Aplicación, con carácter de laboratorio de investigación y experimentación, destinado a la formación de alumnos de nivel primario. La Escuela Superior del Magisterio se orienta a la formación de alumnos de nivel medio y funciona independientemente de la Escuela Superior de Formación Docente.

En 1991 comienza el proceso de normalización de la Escuela de Formación Docente, cuyo objetivo es designar profesores por concurso de mérito, antecedentes y oposición, quienes tendrán a su cargo actividades de docencia, investigación y extensión, proceso que culmina en abril de 1994.

En el año 1995, por gestión de la Dra. María Victoria Gómez de Erice, finaliza el proceso de normalización y por Ordenanza Nº 02/95 de la Asamblea Universitaria, la Escuela Superior de Formación Docente es reconocida en el ámbito universitario como Facultad de Educación Elemental y Especial. Este cambio no afecta al Departamento de Aplicación, pues continúa siendo una dependencia educativa dedicada a la investigación y la experimentación de propuestas curriculares que podrán ser utilizadas como fuentes de transformación educativa, tanto a nivel provincial como nacional.

Se comienza un proceso de resignificación de la articulación entre la Facultad y del Departamento de Aplicación, el cual queda enmarcado en las actividades de extensión e investigación que desarrollan los docentes efectivos de las didácticas especiales de las diferentes áreas y del Departamento de Didáctica. Se constituye así el equipo de asesores, que tiene como primer objetivo construir la propuesta curricular institucional en forma conjunta con los directivos y docentes de la escuela.

En el año 1997 por Resolución Nº 72/ 97 CD., se impone el nombre Escuela Carmen Vera Arenas al Departamento de Aplicación, como un modo de afirmar su identidad y rescatar la dimensión y sentido de la investigación y experimentación como los pilares de su existencia y en un acto de fidelidad a las ideas de su fundadora.

Al año siguiente, por Ordenanza 73, se crean el octavo y noveno años, los cuales se implementan en 1999 y 2000, respectivamente, a fin de completar el tercer ciclo de Educación General Básica en respuesta a lo establecido por la Ley Federal de Educación. Se dejaron de  impartir cuando cambió la Ley y se volvió a los siete años de primaria.

 

Construcción participativa para lograr una institución inclusiva

En el 2012, en relación con la gestión curricular y la capacitación en servicio del cuerpo docente, se reincorporan a la planta el Cuerpo de Asesores Pedagógicos conformado por profesores de la Facultad, que había sido suprimido entre 2006 y 2011. Las Asesorías tienen la función de orientar y capacitar a los docentes tanto desde cada una de las disciplinas como desde su didáctica específica y constituyen un factor clave para la renovación colectiva del Proyecto Educativo Institucional, la articulación entre niveles, la puesta en práctica, la evaluación de innovaciones pedagógicas y el rico proceso de retroalimentación que se produce entre los profesores de ambos niveles. En la actualidad se han dictado normativas que reglamentan la incorporación de asesores en todas las áreas curriculares y se está trabajando además en la reformulación de su estructura funcional.  

Asimismo en el año 2014 se decidió, fiel al espíritu democrático que caracteriza a la facultad, convocar a elecciones de directivos en la Escuela mediante una presentación de proyectos estratégicos de los postulantes. Es así como el 5 de diciembre de ese año asumen, por voto directo de toda la comunidad educativa,  como directora y vicedirectora las profesoras Sandra Corral y Celia de la Vega respectivamente. 

La ampliación del espíritu democrático en la UNCUYO legó a la Carmen Vera Arenas con un nuevo modelo de gestión basado en un proyecto estratégico para nivel inicial y primario, elegido por docentes, miembros del Consejo Directivo, asesores y padres.

La Escuela posee su propio diseño curricular que se encuentra en proceso de actualización. Este diseño se complementa con talleres expresivos, parte de una propuesta de educación integral que busca potenciar todas las capacidades que los chicos tienen en lo artístico, científico o deportivo.

Asimismo, la sostenida participación y en instancias como las Olimpíadas de Ciencias Junior, con primeros puestos a nivel nacional, los concursos Emprende U, con proyectos premiados y más, buscan diversificar y formar diferentes aspectos de la personalidad de los estudiantes.

Se caracteriza por su calidad y búsqueda constante de perfeccionamiento docente y apertura al medio. Prueba de ello es que en el año 1997 recibió una distinción que se entregó a las escuelas más destacadas en la evaluación educativa nacional realizada por el Ministerio de Educación en 1996, por haber obtenido el mejor promedio de la provincia.

Veinte años después sigue mostrando los resultados de su constante búsqueda de excelencia: el desempeño alcanzado en el último operativo nacional de evaluación de calidad educativa, Aprender 2016, confirma sus logros y arroja luz sobre sus potencialidades para afrontar los nuevos desafíos socio-educativos en trabajo articulado con la facultad de Educación.


Fuente: extracto del libro de García, A y otros (2017). Encuentro de saberes. 1a. ed.. Mendoza, Argentina: EDIUNC. 278 pp. Accesible en bdigital.uncu.edu.ar/9824.

Doctora Carmen Vera Arenas

La Profesora Doctora Carmen Vera Arenas nació en Mendoza el 26 de julio de 1918. Comenzó su carrera docente como maestra rural. Luego obtuvo su título de Profesora de Filosofía en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNCuyo.

En 1959, cuando se desempeñaba como directora de la Escuela Superior del Magisterio, fue consciente de la necesidad de crear un nivel primario en donde se aplicaran metodologías educativas de vanguardia. Así surgieron la Escuela Primaria y Jardín de Infantes, establecimiento que hoy lleva su nombre.

Se doctoró en Filosofía en España y su vida académica se sucedió entre conferencias, publicaciones de libros y estudios de perfeccionamiento en nuestra provincia y fuera de ella. Posteriormente, se radicó en la provincia de San Luis, donde fundó otra escuela. Falleció a los 72 años en Mendoza, el 16 de octubre de 1990.

escuelaverarenas.uncuyo.edu.ar Universidad Nacional de Cuyo. Desarrollado por CICUNC | Login